Introducción sobre el proceso de producción del aceite de oliva y los residuos que se generan durante el mismo.

La campaña del aceite comienza a finales del otoño y acaba antes de que termine el invierno. Es durante ese tiempo, en el que las aceitunas tienen entre 6 y 8 meses, cuando el fruto ya maduro tiene la máxima cantidad de aceite.

Una vez recolectado y transportado, comienza en las almazaras el proceso de obtención del aceite.

Las actividades de la almazara, antes de moler las aceitunas, se dividen en varias etapas, según los siguientes esquemas:

El sistema tradicional, o de tres fases, produce tres tipos de productos además del aceite: alpechín, orujo y agua residual. Actualmente se está sustituyendo por un sistema de dos fases, más ventajoso, que genera aceite, agua residual y alpeorujo (orujo y alpechín).

Las ventajas del sistema de dos fases respecto al tradicional son claras:

  • Es más eficiente
  • Genera menos residuos
  • Consume menos agua y por tanto produce menos cantidad de aguas residuales.

El proceso completo podría esquematizarse de la siguiente forma: